Desde que comprendí la hipocresía y la perversidad que hay en la iglesia católica; y estando absolutamente convencido de que ella es la "ramera" de color púrpura a la que se refiere el Apocalipsis; he decidido mantener firme mi fe en Dios y apartarme de dicha iglesia. Acá les voy a ir dejando información para que cada uno mire y piense. Espero de corazón que Dios los ilumine. Se acercan tiempos difíciles y debemos tener los ojos abiertos, pues quien nos engaña lo hará con sutileza. Recuerden lo que dijo Jesús para que nos demos cuenta: "el arbol se reconoce por sus frutos"...

viernes, 10 de febrero de 2012